La paja toquilla presente en Ambato  

Interculturalidad

 

 


En algunos sombreros se colocan detalles especiales. (Foto El Heraldo)

Los hermosos sombreros de paja toquilla ya se venden, previos a la celebración de la Fiesta de la Fruta y de las Flores (FFF). El tejido tradicional del sombrero ecuatoriano, es reconocido como Patrimonio de la Humanidad con el que cuenta Ecuador.

Este título fue concedido por la Unesco desde el cinco de diciembre del 2012. Dentro del Centro Comercial Artesanal Ambato se expende los conocidos sombreros que atraen por su confección, color y diseño. La venta del producto es relativamente buena. El producto es acogido por los turistas que se llevan el producto como un recuerdo del Ecuador.

El sombrero es confeccionado con hojas tranzadas de la palmera de paja toquilla. La elaboración está a cargo de hábiles artesanos de Montecristi en Manabí y Cuenca.  El precio de cada sobrero se lo define por el tejido, si es demasiado fino el costo sube hasta 1.500 dólares.

“Nosotros llevamos dos sombreros y son totalmente cómodos, finos y encantan a cualquier”, expresó Lourdes Muñoz, turista quiteña.

Se presume que la aparición del sombrero de paja toquilla se refiere al Período Formativo, principalmente representado por las culturas Valdivia y Chorrera. “Nosotros vendemos el producto hace varios años y es muy aceptado, especialmente por los turistas extranjeros”, dijo Marcia Vela, artesana.

En 1630 el indígena Domingo Choéz conjugó esta materia prima, que se cultiva en su mayor parte en la actual provincia de Santa Elena, con la forma de sombreros españoles. (I)

 

 

Deja un comentario