La construcción no crece / Editorial

Editorial, Opinión

 

La industria de la construcción en nuestra ciudad desde el año 2.015 no crece en la medida deseable. Según información del Director de Gestión Territorial del Municipio de Ambato se mantiene en un promedio de 1.500 permisos anuales de construcción en el cantón.

Esta realidad evidencia que la economía nacional y local se encuentra estancada, con algún grado recesivo, que no permite un desarrollo sostenido en esta importante actividad generadora de alto porcentaje de mano de obra, que se extiende en numerosas líneas de proveedores, de servicios, de distribuidores de materiales que comprenden numerosos insumos indispensables en la construcción.

La construcción mueve millones de dólares cuando logra desarrollarse con proyectos importantes y con la construcción de viviendas. Este torrente de recursos se reparte en forma amplia en varios sectores de la sociedad. En la comercialización participan entidades financieras a través de la concesión de préstamos.

Los departamentos municipales, según informes oficiales, han cambiado la metodología en los trámites para la aprobación de proyectos de construcción. Han superado el sistema que regía antes, con exigencias innecesarias, con trabas burocráticas y con otros defectos, que resultaban incómodos para arquitectos, ingenieros y para los dueños de las obras.

A pesar de estas facilidades en los trámites, la construcción no crece. Esta realidad responde la recesión de la economía, producto de la mala política de la administración anterior, que dejó una grave crisis que demorará años en ser superada para beneficio de los ecuatorianos. (O)

Deja un comentario