Impulsan nuevo proyecto de reconocimiento a recicladores urbanos

Emprendedor
Diego Granizo, miembro del colectivo Consciente, en visita a nuestro medio habló sobre el proyecto naciente. (Foto El Heraldo)

¿Crees que los desperdicios de tu hogar terminan cuando el camión de la basura se los lleva? Te invitamos a ti a formar parte de esta iniciativa y proyecto de vida que impulsa la empatía y sensibilización hacia personas que hacen un gran trabajo que podría iniciar en tu hogar.

Consciente, nace como un colectivo que desea responder a la principal necesidad que vulnera la aceptación y apreciación de los Gestores Ambientales o Mineros dentro de la sociedad quiteña: ser reconocidos como una persona que trabaja, merece atención y seguridad. Existe falta de humanización y un abuso de poder por parte de las autoridades y la ciudadanía al obligar al Gestor Ambiental a reorganizar desechos que pueden ser clasificados dentro de cada hogar y así evitar exponer a un ser humano a lastimarse, enfermarse y demás peligros que enfrentan al organizar desechos.

Alrededor de 20.000 personas encuentran en el reciclaje su modo de subsistencia. Son conocidos como Gestores Ambientales o Mineros, quienes reorganizan – en el mejor de los casos – y organizan los desechos de la ciudadanía capitalina todas las noches como uno de sus trabajos principales.

 

Con su participación la calidad de vida y reconocimiento de estas personas como un trabajador que merece beneficios de ley podemos contribuir a la formación de ciudadanos que respeten condiciones de vida diferentes. (Foto cortesía)

“Este es mi trabajo ahora, me botaron del que estaba… el que tenía antes de este y ahora hago esto para que mis hijos puedan estudiar” es el testimonio de José Luis Jiménez, quien se dedica a recolectar botellas plásticas y cartones como su principal medio para aportar económicamente a su hogar. Este es solamente uno de los testimonios de miles de personas que han encontrado otro tipo de trabajo que no es reconocido como tal y del cual no reciben beneficios de ley. Es un problema que no ha sido difundido mediáticamente para que la ciudadanía lo reconozca como un abuso de poder, necesita ser mostrado públicamente como tal para educar a la ciudadanía quiteña. (I)

Deja un comentario