Huésped incómodo / Fabricio Dávila Espinoza

Columnistas, Opinión


Los refranes son dichos agudos y sentencioso de uso común. La ciencia que los estudia se llama paremiología y las personas especializadas en esta rama son paremiólogos. Estas expresiones se destacan por ser populares, generales, repetitivas, metafóricas, prácticas, jocosas, agudas, célebres, rítmicas,… Todos los días usamos refranes casi de forma espontánea.

“El muerto y el huésped a los tres días huelen mal”. Este refrán tiene un uso generalizado; los mexicanos dicen: “el muerto y el arrimado a los tres días apesta” y en España se dice: «la sardina y el huésped, a los tres días echan peste».

Con palabras más o menos parecidas, el presidente ecuatoriano, meses atrás afirmó que Julian Assange, fundador de WikiLeaks, era un “huésped incómodo”.  El fundador de WikiLeaks apareció de forma violenta en la opinión pública mundial el 2010. Entre los meses de julio y noviembre de este año publicó cerca de 70 mil documentos de operaciones militares en Afganistán, 400 mil archivos sobre la guerra de Irak y 250 mil cables diplomáticos estadounidenses. Esta violenta irrupción fue el inicio de una larga travesía que terminó con el asilo político.

Assange se convirtió rápidamente en uno de los enemigos más peligrosos para la seguridad estadounidense, además, fue requerido por la justicia sueca a causa de presuntos abusos sexuales; a finales del 2010, se entregó a la policía británica; permaneció pocos días en prisión; obtuvo libertad condicional y se trasladó al noreste de Inglaterra bajo estricto control judicial. En febrero de 2011, la justicia inglesa autorizó su extradición a Suecia y por temor a ser extraditado a Estados Unidos, en segunda instancia, el 19 de junio de 2012, pidió refugio en la embajada de Ecuador. El expresidente Correa le concedió residencia permanente en la embajada dos meses más tarde.

Lenin Moreno, heredero de este asilo político, no tardó en hacer públicas las molestias con el asilado. Las razones se explican por la violación de las normas impuestas por el gobierno y por situaciones tan personales como la higiene. El “dueño de casa” se molestó más cuando trascendieron fotografías de la familia presidencial en lujosos viajes. Assange fue acusado de la filtración estas imágenes y expulsado. Al parecer, los refranes pocas veces fallan.  (O)

Deja un comentario