Hay temor e inseguridad barrial

Barrios, Especial, Especial de la semana

 

Los graderíos que posee el barrio necesitan mejorar la iluminación. (Foto El Heraldo)

Las noches se vuelven peligrosas para los vecinos de la calle Trece de Abril. Aseguran que la inseguridad se ha tomado la zona. En este año se han registrado dos personas fallecidas que han sido encontradas en graderíos que posee este populoso sector.

“No sabemos qué está pasando. Dos personas han muerto en extrañas condiciones y por ello pedimos el apoyo de la Policía Nacional”, comentó Rodrigo Armas, morador.

El barrio posee varios ingresos y salidas (graderíos) al centro de la ciudad, pero se han convertido en focos de inseguridad, según el vecino Julio Manobanda.

Por las noches, estos espacios se han convertido en el mejor sitio para delinquir y causar temor a estudiantes que a diario llegan a la zona para subirse en las unidades de transporte público.

Miguel Tirado vive hace 32 años en el barrio y aseguró que en los últimos cinco meses se han escuchado casos de asaltos, violaciones e incluso muertes.

Ahora los vecinos piden la ubicación de alarmas comunitarias o cámaras de vídeo vigilancia que ayuden a monitorear el barrio, pero sobro todo en la noche que es cuándo más peligroso se vuelve.

Aseguran que los graderíos necesitan mejorar la iluminación y la instalación de cámaras para evadir a los maleantes.

En este barrio se ubican pequeños negocios con la confección de colchas y elementos taurinos, talleres para el arreglo de chompas y carteras de cuero e incluso hay pequeños artesanos que se dedican a la elaboración de redes y hamacas. (I)

 

 

Deja un comentario