Fortalecen Pase del Niño del Barrio

Interculturalidad
El Niño del Barrio es querido y su presencia motivó a fortalecer la fe que es incentivada por los franciscanos. (Foto El Heraldo)

El Pase del Niño que efectúa la comunidad franciscana es la tradición de fe que se desarrolla por varios años y que ha cobrado fuerza en los últimos dos años.

Se denominó inicialmente como la procesión del Niño del Barrio y las familias devotas solían anotarse para ser partícipes del acto de fe en la misa.

Era tradicional que el uno de enero a los acordes de la banda de músicos salieran los devotos con las imágenes del Niño a ser partícipes de la procesión que cada vez se tornaba numerosa por la presencia de las familias creyentes. Una vez unidos todos empezaba el conocido Pase del Niño.

Comenzaba a las 08:00 horas desde el Parque de la Madre en La Vicentina, avanzaba por Miraflores Alto,  La Floreana, La Yahuira, Francisco Flor, Plaza Cívica Urbina hasta llegar  a la iglesia de San Francisco a las 13:00 horas. Los feligreses portaban el chagrillo, velas, incienso y durante la movilización se escuchan los cánticos y oraciones, explicó el párroco Abelardo Ainaguano.

En el presente año nuevo, como es costumbre, se tienen los permisos respectivos de la Dirección de Cultura, Turismo y Deporte del GAD Municipal de Ambato para que los feligreses ocupen la vía pública durante la procesión.

“Buscamos fortalecer la espiritualidad y fe de los devotos. Este año la concentración fue en el Parque Cevallos a las 13:30 horas y avanzó por la avenida Cevallos, calle Olmedo, Francisco Flor e iglesia San Francisco para la liturgia que se  desarrolló a las 15:00 horas”, indicó el párroco de Jesús del Gran Poder, Abelardo Ainaguano. (I)

Deja un comentario