Emprendimiento familiar con venta de truchas

Interculturalidad

La familia Licintuña Punina ofrece las truchas en la vía Ambato-Guaranda. (Foto El Heraldo)

La conocida trucha se ofrece en el kilómetro 36 de la vía Ambato-Guaranda. Este es un emprendimiento familiar de la comunidad Yatzaputzán de Pilahuín.

“Nosotros adquirimos el producto por kilos, luego dejamos criar a las truchas y las vendemos al peso. Cada kilo se vende en seis dólares. No tenemos mercado y por eso vendemos al filo de la vía”, contó César Licintuña, emprendedor.

Mensualmente se expende aproximadamente 60 kilos, cuyos ingresos ayudan a mantener a la familia.

Los días feriados son los de mayor acogida, ya que el producto es promocionado en carretera y los turistas son los compradores más fieles.

Rosa Punina es esposa de César, los dos se encargan de limpiar las piscinas que construyeron con su propio esfuerzo y sobre todo de mantener a las truchas.

Los pozos o criaderos están a pocos metros de la vía y los clientes tienen la oportunidad de conocer más sobre el producto, el cual brinda un beneficio nutritivo al cuerpo humano.

“Nosotros decidimos emprender como familia, pero necesitamos tener mayor acogida. Nuestro producto requiere de una mejor presentación”, dijo Rosa Punina.

En el sector funcionan cinco piscinas y en estos meses se construirán dos estanques más. Los interesados pueden guiarse por un gran letrero que indica la venta de truchas.

La trucha es un pescado rico en ácidos graso omega tres, los cuales ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares al reducir la hipertensión y colesterol. La vitamina V6 de la trucha favorece la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas, según información digital Salud al Día. (I)

 

Deja un comentario