El problema del tránsito

Editorial

Con más vehículos en circulación el problema del tránsito se agudiza. Nuevos sistemas de transporte y mejores vías contribuyen a mitigar el impacto del tráfico, aunque no lo solucionan definitivamente.

El problema del tránsito, en todo caso, no sólo se origina en el mayor número de vehículos. También se agrava por equivocadas decisiones  municipales sobre construcciones y ausencia de vigilancia y sanciones a quienes infringen las ordenanzas y las leyes en los ingresos y salidas de espacios urbanos de alta circulación.

Es alarmante la forma en que ingresan y salen de gasolineras ubicadas frente a redondeles buses, camiones y volquetes, sin que autoridad municipal de tránsito alguna sancione a los infractores que invaden carriles y ponen en peligro a peatones y conductores de vehículos pequeños.

A ciertas horas, entre la Rompe Corazones y la Av Manuelita Sáenz los problemas de tráfico son tales que peatones y conductores están en zozobra por el peligro, al tiempo que las autoridades municipales de tránsito brillan por la ausencia (o)

 

 

Deja un comentario