El generoso hombro / Kléver Silva Zaldumbide

Columnistas, Opinión

El hombro es la articulación más móvil y compleja del cuerpo, posee tres grados de libertad en su desplazamiento lo que le permite orientar al miembro superior en relación a los tres planos del espacio, formando tres ejes. Los huesos tienen poca limitación al movimiento normal pero los limitantes primarios están ubicados a nivel del sistema capsulo-ligamentario y los músculos que rodean el hombro. Es la articulación más utilizada en el día a día y una función importante del hombro es llevar la mano a la posición en la que ésta debe trabajar, pero también es la más inestable del organismo y es una de las que más se ve involucrada en problemas dolorosos. El hombro doloroso es una de las consultas médicas más frecuentes, y llega a afectar al 35% de la población en algún momento de la vida. Dicho dolor puede ser debido a lesiones propias de la articulación, de músculos, tendones, ligamentos o huesos que la componen (intrínsecas). En ocasiones, lesiones más distantes a la articulación también producen dolor en dicha zona como artrosis cervical, lesiones de los nervios, dolor referido a otros órganos (extrínsecas). El 90% de los casos se debe a problemas localizados alrededor de la articulación y sólo en el 10% el dolor se produce dentro de la articulación (intrarticular).

El hombro no está formado por una única articulación, sino por varias, junto con un número importante de músculos y tendones. Por ello este problema puede estar producido por diversas entidades, cuyo origen puede ser articular, extraarticular (el más frecuente) o referido de columna cervical o tórax, corazón, etc. El dolor aparece con los movimientos del hombro, en la cara superior y externa de la articulación. Generalmente, limita la movilidad, aunque en ocasiones impide realizar ciertos movimientos. Este dolor suele ser más intenso por la noche, sobre todo al dormir sobre el brazo y mejora después de moverlo suavemente. En otros casos, el dolor es muy intenso y agudo, pudiendo sentirse el dolor en la zona cervical, antebrazo y mano. Incluso puede presentarse una pérdida casi completa de la movilidad.

Sin entender demasiado de términos médicos lo único que sabe el paciente es que le duele el hombro. Las causas más frecuentes son: bursitis subacromial/tendinitis del supraespinoso (60%), capsulitis adhesiva (hombro congelado, cuadro clínico que se observa con frecuencia tras traumatismo, fractura, cirugía o inmovilidad de la extremidad superior y que se caracteriza por importante dolor espontáneo y con el movimiento hasta pérdida de la movilidad) (12%), ruptura del manguito rotador, lesión del manguito (10%), artritis de la articulación acromioclavicular /esternoclavicular. (7%), tendinitis bicipital (4%), otras causas (7%). Las actividades deportivas que se asocian con frecuencia a esta condición son los deportes de raqueta, la natación, los deportes de lanzamiento y el levantamiento de pesas. Cuando el atleta aumenta su nivel de actividad demasiado rápido o entrena durante largos periodos de tiempo, los grupos músculo-tendinosos pueden inflamarse o desgarrarse.

El tratamiento médico se basa en tres pilares: un adecuado tratamiento rehabilitatorio individualizado con sesiones de Acupuntura-Electroacupuntura y/o Moxibustión acompañado de Fisioterapia convencional; el esquema farmacológico de especialidad adecuado y finalmente, si lo amerita, en muy pocas ocasiones, cirugía con el especialista correspondiente. (O)

Medicina integrativa oriental

Deja un comentario