El Famoso Matrimonio… / Andrea Manjarrez Ocaña

Editorial, Opinión

 

El sueño de toda mujer, pero creo que en el fondo muy en el fondo también de todo hombre, porque quien no quiere un día construir su propia familia, con aciertos y vicisitudes, con alegrías y quebrantos, dar vida, formar nuevas generaciones, pues quienes ya los tienen dicen que los hijos son la continuación de la existencia, el amor más puro, infinito y mágico. Debe ser maravilloso decir sí y mil veces sí, a una sola persona cada mañana al despertar, pero es un largo camino el que hay que recorrer para llegar al altar, quizá no es el tiempo es la madurez, quizá son las experiencias o la decisión, quizá solo llega y ya.

En la actualidad los tiempos han cambiado tanto, antes con solo sentirse enamorado locamente bastaba para decidir unirse a otra persona para siempre, es la historia de padres y abuelos. Quien iba a decir que muchas de esas historias construyeron hermosos hogares y permanecieron juntos por décadas hasta el último suspiro, hoy las cosas son muy distintas, una pareja antes de dar el gran paso decide tener como prioridad el recurso económico, tener que ofrecer a quienes vendrán, escogen cumplir cada meta planteada antes de y la verdad está perfecto; pero también tenemos el otro lado de la moneda la parte mala, pues gracias a la modernidad líquida como dice un filósofo, existen uniones fugaces, matrimonios que duran lo que un suspiro, en un abrir y cerrar de ojos se cambia de estado civil; es contradictorio pero hoy tenemos dos realidades totalmente distantes, tenemos a quienes esperan y quienes se desesperan y dicen rápidamente adiós, pero creo que cada quien con su historia, pasado, presente y futuro, cada persona labra su destino, no hay consejo que cambie el rumbo de una vida, pues está permitido equivocarse y corregir cada error cometido, está permitido amar más de una vez, está permitido reír a carcajadas y llorar sin consuelo, por cada romance fallido, pero sin olvidar que un hogar que se construye no se derriba en un segundo, se debe dar batalla para conservar lo que se idealizó, pero bueno que más da, mientras se pueda vive, disfruta, diviértete, viaja, sueña, planifica, estudia, hasta que llegue la hora de… El Famoso Matrimonio. (O)

 

Deja un comentario