El ashanguero con la tradición de cargar comida

Interculturalidad
A pesar del intenso calor, el joven es capaz de seguir su camino con la pesada carga. La fuerza proviene de su fe. (Foto El Heraldo)

Los tiznados o también conocidos como ashangueros son los personajes ancestrales que suelen aparecer durante las festividades de carácter religioso. Durante enero de este año fueron partícipes en las festividades en honor al Niño Viajero que recorrió la Ciudadela La Vicentina hasta llegar a Miraflores Alto, sector La Floreana. Wilmer Camacho es oriundo de San Buena Aventura de Latacunga. Cargó en sus espaldas el chancho, cuyes, conejos, gallinas,  variedad de licores, frutas, banderas y múltiples adornos multicolores que en conjunto pesan aproximadamente cuatro quintales.

 

Según el joven devoto de 20 años de edad, esta es la forma de agradecerle al Todopoderoso, porque su primogénito nació. Agregó que este acto de fe realiza cada año y asegura que no siente la carga, porque el peso es cada vez mayor de acuerdo a los pecados. “Es por eso que algunos no puedan levantarla ni una sola vez”, agregó.

Durante el trayecto, el ashanguero recibió el apoyo de varios voluntarios que le ayudaron a brindarle el asiento para que descanse cada cierto tramo y evitar que la carga se desvíe y se precipite al suelo. Al final del recorrido, la ashanga fue repartida entre los disfrazados, priostes y público que asistió al singular evento religioso. (I)

 

 

 

Deja un comentario