Diablada Pillareña 2018 evaluada

Cantones, Carrusel

 

 

Acudieron a la reunión los concejales, técnicos de cultura, miembros de la Policía, Bomberos, Tránsito, Transporte, Ministerio del Ambiente, Patrimonio Cultural, Gestión de Riesgos, Salud, Comisaría Nacional y los cabecillas de 13 partidas. (Foto Gadmp)

 

El balance de la Diablada 2018 fue analizado por los personeros del GAD Municipalidad de Píllaro, ayer.

Diana Mesías, jefa de Cultura de la Municipalidad, explicó que las partidas en su mayoría salieron tarde y por ende se prolongaron hasta la noche lo que no dio paso a la presencia de los grupos barriales con los remedadores.

Debe prevalecer la vestimenta de los personajes y eso significa que a futuro se limitará la presencia de guarichas. Para el próximo año se plantea que las partidas hagan una sola pasada y se retiren a sus descansos y para que de allí retornen a sus comunidades. Se trabajará todo el año en la difusión de la fiesta en su contexto original, agregó la jefa de cultura.

Llegaron 45 mil turistas. Actuaron 130 policías durante la festividad. Uno de los inconvenientes fue lidiar con los comerciantes informales que portaban alcohol artesanal de forma camuflada. Existieron personas que no respetaron ni las vallas por lo que fue necesario, en ciertos sectores, reforzar la presencia policial para controlar este impase, señaló Luis Zurita, comandante de Policía de Píllaro.

Se planteará la modificatoria a la ordenanza que norma el desarrollo de la Diablada Pillareña, para que las guarichas no lleven la botella de licor en el recorrido y así dejar claro que se está en contra de la venta y consumo de alcohol, manifestó la vicealcaldesa, Elvia Sarabia.

El concejal Darwin Haro planteó redactar el acta de compromiso y que se la cumpla especificando la hora de salida, recorrido y el retorno a las comunidades.

El trabajo debe ser continuo durante todo el año para que la colectividad tome conciencia que la fiesta es de alegría y respeto, mencionó el director Distrital de Educación, Carlos Criollo.

El turista se emociona con la Diablada pero el personaje principal del diablo ya no es como antes; es decir, que imponía respeto y abría espacio para que baile el resto de personajes. “Como cabecillas estamos prestos al diálogo para sacar conclusiones positivas, porque allí sale ganando todo el cantón”, acotó Carlos Velasco, cabecilla de Guanguibana La Paz. (I)

 

 

Deja un comentario