Deuda pública sigue muy cara / Ec. Mg. Diego Proaño

Columnistas, Opinión

En diciembre de 2018 y luego de la visita del Presidente de la Republica y el Ministro de Economía y Finanzas a China, anunciaban que se ha conseguido 900 millones de usd a una excelente tasa del 6,5% de interés anual, se resaltaba entonces que era una muy buena tasa, la más baja históricamente en los últimos años, además que no se comprometía la producción de petróleo para los próximos meses y años. Habiendo transcurrido un mes apenas de ese anuncio, el régimen emite 1.000 millones de usd en bonos soberanos (con cargo a deuda externa) a la friolera tasa del 10,75% de interés anual a 10 años plazo. Si bien esta emisión de bonos consta como parte del financiamiento del déficit fiscal 2019 de 3.600 millones de usd, como dentro de las necesidades de financiamiento que constan en el Presupuesto estatal que sería unos 8.900 millones de usd, empero no nos esperamos pagar tanto interés por aquello.

Lo que llama la atención es que, como en apenas un mes se puede endeudar el gobierno primero al 6,5% y luego al 10,75%, la respuesta es, que ante los ojos del sector externo, el país sigue generando incertidumbre, nerviosismo, menos credibilidad sobre todo a los inversores  extranjeros, por ello se resisten a traer recursos a Ecuador, a no sea que se ofrezca tasas de interés muy altas como la de la emisión ultima (10,75%). Afamadas calificadoras de riesgos de países, en las últimas semanas, nos siguen castigando más nuestro riesgo país, es decir aquel que mide la capacidad de pago de deuda pública, Moody`s bajó la calificación de deuda ecuatoriana de Estable a Negativa. Fitch Ratings hizo lo mismo al bajar de B positiva a B negativa y para rematar J.P. Morgan nos pone una calificación de 683 puntos (4 febrero, 2019), cuando los riesgo de los vecinos Colombia es 220 puntos y Perú 126 puntos. Todo esto, refleja la imagen del pais en los inversores extranjeros y por ello esas malas calificaciones que traen como consecuencia tasas de interés altas que debemos pagar cuando emitimos bonos o cuando nos prestan dinero vía créditos.

Los organismos multilaterales de crédito, que Ecuador si es socio y podría acceder a préstamos como el Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, otorgan créditos a sus socios a las tasas del mercado de Estados Unidos denominada Prime Rate (preferencial), que fluctúa entre 3,25% y 5,5% anual, o a la tasa LIBOR o EURIBOR del mercado Europeo que esta entre 2,35% y 4,2%, por supuesto muy por debajo de las altas tasas que estamos pagando hoy, por la urgente necesidad del régimen por tener liquidez. Más allá de estos argumentos, también complica la situación fiscal, es la falta de un plan económico a largo plazo, de una disciplina fiscal férrea, mayor gobernabilidad, resolución de casos de corrupción y hasta cambio de funcionarios de alto rango, por nuevos elementos del sector privado, la academia, los sectores productivos, así se recuperara la economía. (O)

ANALISTA ECONÓMICO – ASESOR EMPRESARIAL

Deja un comentario