Depuración normativa municipal / Editorial

Editorial, Opinión

 

Es una buena noticia que en el Municipio de Ambato se trabaja en la depuración de ordenanzas y resoluciones con la finalidad de podar el frondoso árbol de normas que tanto le complican a la administración municipal y a la ciudadanía.

Cuántas normas locales son realmente eficaces? Cuántas están sobrando por mal concebidas y por ser incompatibles con la Constitución y las leyes?

En el Municipio se ha anunciado que las normas inservibles llegarían a casi quinientas. No son pocas sino abundantes las normas que deben ser podadas.

Se cree, erróneamente, que los cuerpos legislativos, como lo concejos municipales, están llamados a crear ordenanzas y resoluciones generales, en cascada, para merecer el título de eficientes y cumplidores legisladores.

La realidad es otra. Mientras más legislan, más estorbos levantan con sanciones, prohibiciones y autorizaciones. El secreto del buen legislador es otro: eliminar la basura legislativa, limpiar el cuadro normativo y expedir las normas, previa justificación fáctica. (O)

Deja un comentario