Crisis internacional / Editorial

Editorial, Opinión

 

Los resultados de la Consulta Popular enfrentan un obstáculo inesperado y muy importante con la reciente decisión de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. El presidente Lenín Moreno, por ende, lo enfrenta también, al ser la Consulta uno de sus objetivos políticos más importantes logrados luego de sentarse en el sillón de Carondelet.

Nadie esperaba lo que ha sucedido. Con la decisión por parte de la Comisión de remitir el tema a la Corte, que en estos momentos sesiona de forma permanente, bien podría darse un golpe mortal a la Consulta Popular si se plantean medidas cautelares para suspender los efectos de lo votado el 4 de febrero del presente año, en especial en lo que respecta a la situación de los actuales vocales del Consejo de Participación Ciudadana.

Esta situación ya genera dudas y preocupación en vista de que será la Asamblea Nacional la que votará por las ternas que se enviarán y desde las cuales se integrará el Consejo de Participación Ciudadana de Transición. Es decir, bien se podría votar por algo que estaría siendo observado por la Corte Interamericana. (O)

Deja un comentario