Créditos para mujeres en situación de violencia

Carrusel
Las mujeres víctimas de violencia ahora recibirán apoyo económico del Gobierno. (Foto El Heraldo)

Las mujeres que han sido víctimas de la violencia de género, ahora tendrán la oportunidad de cambiar el rumbo de sus vidas con apoyo económico generado a través de créditos.

“El producto financiero ‘No más violencia’ provee dos tipos de crédito: individual y asociativo, que considera emprendimientos personales y colectivos con diferentes períodos de gracia”, señaló Verónica Artola, gerente general del Banco Central del Ecuador.

Aclaró que los recursos son parte del fondo inicial de diez millones de dólares que serán entregados a través de BanEcuador.

Esta línea de crédito tiene la finalidad de ayudar a las mujeres para que obtengan autonomía económica y financiera con emprendimientos propios.

Aproximadamente 50 mil mujeres son asesinadas cada año por su pareja o expareja, según informe Mundial de Homicidios de Naciones Unidas.

Una de las particularidades del crédito es el acompañamiento que se brindará a este grupo vulnerable de la sociedad.

Las mujeres interesadas en acceder al crédito individual por un monto de hasta 3.000 dólares, deben acercarse a las oficinas de BanEcuador a escala nacional. Los requisitos son: cédula de identidad y papeleta de votación, planilla de servicio básico, certificado de una organización de apoyo, el formulario que será entregado por BanEcuador y un certificado de alguna entidad pública o privada que demuestre que la solicitante ha sido víctima de violencia. El estado civil no es un impedimento y la solicitante no requiere la firma del cónyuge para acceder a los recursos solicitados. Adicionalmente, de ser el caso, se pedirá un certificado laboral o rol de pagos que justifique ingresos.

Vilma B. fue víctima de violencia intrafamiliar. Asegura que los celos de su esposo la llevaron hasta el hospital por los golpes recibidos de su expareja. “Desconozco sobre los créditos, pero es una buena forma de salir adelante. A veces necesitamos o estamos a la espera de los esposos, pero con ello, seremos independientes”, dijo.

La denuncia la hizo hace un año y ahora regresó a la Fiscalía de Tungurahua para conocer sobre el proceso. (I)

 

Deja un comentario