Corrupción : llueve sobre mojado / Mario Fernando Barona Martes

Columnistas, Opinión

Afirmar que la Revolución Ciudadana ha sido el gobierno más corrupto en la historia republicana del Ecuador, es como llover sobre mojado. Uno tras otro caen sin cesar los chaparrones que mantienen todo el tiempo el suelo húmedo de corrupción hasta sus cimientes. Y por lo visto la tempestad está para largo, el cielo no da tregua y se presenta oscuro, con un panorama aterrador: truenos que estremecen al más osado y rayos que iluminan por una fracción de segundo la negritud de la larga y triste noche revolucionaria.

El último diluvio que desbordó ríos de críticas y que seguro no amainará en mucho tiempo es sin duda el audio entre el excontralor Carlos Pólit y el presidente de la Asamblea Nacional (AN) José Serrano, en el que más allá del cuestionable y sospechoso trato cariñoso entre estos dos personajes -el uno por ser prófugo de la justicia y el otro por su deber moral y legal de colaborar activamente con su extradición-, está el contenido del audio y lo que se dicen entre ellos. Señalar, por ejemplo, que el FGE Carlos Baca no llevará a cabo los “acuerdos” y que por lo tanto hay que “bajarlo” hasta fin de año porque es un “peligro”, es por decir lo menos altamente comprometedor por las implicaciones que esto tendría en la institucionalidad ecuatoriana; en otras palabras, si así es como los correístas han estilado conducir la cosa pública: con oscuros acuerdos, injerencia en otras funciones del Estado y cálculos políticos de baja moral, qué se puede esperar de gente de esa talla ética, sino que en materia de corrupción siga lloviendo sobre mojado.

Y como para exitar más el frío ambiente de vientos huracanados de corruptela, uno como es lógico, cuando sale en medio de la tempestad lo hace con las protecciones mínimas: un abrigo y paraguas, ellos en cambio parecen disfrutar del aluvión danzando en medio de la lluvia como burlándose de la decencia y el pudor, porque nunca las tuvieron, porque diez años siempre vivieron impunes, porque están en su ambiente.

Pero como si fuera poco, el cielo se ha encapotado no solo desde el sur, sino también ahora por el norte. Las fuerzas políticas de oposición como El PSC y SUMA que otrora pronosticaban y denunciaban tiempos nublados y sombríos, hoy con la decisión de no apoyar la renuncia de Serrano a la presidencia de la AN son parte igual del mal tiempo reinante en la política ecuatoriana, aunque no lo harán con un gran aguacero, el hecho de regar el césped con manguera mientras llueve, los convierte en cómplices del entramado de corrupción.

El Ecuador necesita con urgencia un baño, pero un baño de verdad, que limpie profundamente la podredumbre dejada por el correísmo, y no vemos lamentablemente, la voluntad política desde las más altas instancias para llevar a cabo la “cirugía mayor a la corrupción” ofrecida por el presidente Lenín Moreno en donde se requiere técnica, habilidad y decisión para manejar una manguera de enorme presión que arranque de raíz tanta inmundicia. (O)

 

Mail:; mariofernandobarona@gmail.com

Deja un comentario