Comerciante resultó agredida durante decomisos

Carrusel
Martha G. muestra los golpes que recibió durante el decomiso del producto. (Foto El Heraldo)

Los hechos violentos desarrollados por el decomiso del espumante en el centro de la ciudad, dejaron a una comerciante autónoma con múltiples golpes en su cuerpo.

El incidente se evidenció la tarde del cuatro de marzo en la avenida Cevallos entre Castillo y Montalvo. La discusión empezó entre Martha G. vendedora informal, policías municipales y nacionales. 

Los uniformados quitaron a la mujer una mochila negra que contenía espumante, dinero y dos celulares. Ella aduce que la forma en que aplicaron el control fue totalmente agresiva.

“Me golpearon en los brazos, el rostro y las piernas. Tengo moretones en todo el cuerpo. Las agresiones se dieron, porque algunos uniformados pegaron a mis hijos y eso no se puede tolerar. Llegaron más de 100 personas sólo para quitarme una mochila y eso no es justo. No estoy de acuerdo con el proceder de los uniformados. Ellos deben ser conscientes que soy mujer y debo trabajar para mantener a mis seis hijos. Estoy consciente que el espumante no debe venderse, pero este es mi trabajo y solo pido tranquilidad”, señaló.

Durante el problema, algunos uniformados también salieron afectados y aseguraron que sólo se da cumplimiento a la ordenanza que impide la venta y autoriza el decomiso de espumante. (I)

Deja un comentario