“Cirugía Mayor” / Hernán Castillo C.

Columnistas, Opinión

 

Camino de Patate veo una valla, aún en pie y junto a una construcción inconclusa, en la que la patraña aún vive: “Obra financiada por la Revolución Ciudadana”. Cientos de estos sofismas insidiosos todavía se exhiben impunes a lo largo y ancho del país. Y son peligrosos dado el alto nivel de incautos que hay entre nosotros, los vulnerables del criterio ligero frente a las evidencias históricas: podrían tragarse esta rueda de molino…

Lo mayormente grave es la falsedad intrínseca que su contenido tiene: la revolución ciudadana –ese fenómeno que saqueo al país bajo la norma reinante de robo instituido- nada financió, todo se llevó. Fue el Estado el que financió cualquier obra, mañosamente manejado por un gobierno de obsesivos y malandrines.

El retiro de estas tramoyas del engaño –seguro que también tuvieron sobreprecio- se hace indispensable por razones de medidas de decencia y sanidad públicas. ¿En qué quedó la promesa formal del licenciado Moreno de actuar con “cirugía mayor” frente a la corrupción? Si hay lucha contra la corrupción institucionalizada por el correísmo, también es parte de ella borrar los indicios de promoción  falsaria y millonaria que en la década pasada ya se hizo “normal”  por lo cotidianamente vociferada y lanzada con tropical estridencia desde el ring de Carondelet. Triste suerte que hay que sanearla, licenciado.

Luego de tanto insumo de política de barbarie, a Correa solo le queda  el triste papel de prófugo de la justicia ecuatoriana, mientras reparte loas a sus secuaces Maduro, Castro, Ortega y Kirchner, pues provienen de la misma vertiente del engaño masivo, con los resultados que están a la vista, donde millones de latinoamericanos pagan las consecuencias sociales de las revoluciones maladadas, las que solo sirvieron para garantizar el latrocinio de grupos de poder que son los beneficiarios finales de las trampas de promesas echadas al viento.

Pero no han sido asaltantes de los dineros públicos solo los nuevos dictadores “de izquierda”; hace unos pocos días la justicia chilena encuentra que Augusto Pinochet, el criminal masivo no fue solo eso, sino que ahora exhibe el “valor agregado” de ser otro ladronzuelo del erario nacional. ¿Qué dirán ahora sus seguidores fanáticos? (O)

 

Deja un comentario