Cefalea tensional / Dr. Guillermo Bastidas Tello

Columnistas, Opinión

El arma más grande contra el estrés, es nuestra habilidad de escoger un pensamiento sobre otro. 

Es un tipo de cefalea primaria que se presenta por episodios asociados al estrés, de calidad opresiva no pulsátil, intensa leve a moderada, bilateral sin fotofobia (miedo a la luz) ni agravamiento por los esfuerzos; puede ser episódica y relacionarse o no a dolor de músculos peri craneales.

La sociedad internacional de cefaleas nos dice que las cefaleas primarias son mas frecuentes que las secundarias, de las cefaleas primarias, la cefalea tipo tensional abarca el 69 porciento seguida de la migraña con 15 porciento y el restante 16% la tienen las cefaleas hemicráneas trigeminales y el grupo de cefaleas misceláneas.

Esta cefalea es más frecuente en mujeres que en hombres con una relación de 3 mujeres por cada 2 hombres, el inicio de la cefalea tipo tensional es por lo general durante la segunda década de vida y la prevalencia pico se estima entre 30 y 39 años, disminuyendo conforme avanza la edad a excepción de la forma crónica que se incrementa con la edad.  

Se caracteriza por la presencia de dolor bilateral, de tipo opresivo, no pulsátil, que lo distingue de la migraña, no incrementa con la actividad física, puede presentarse de forma episódica menos de 15 días al mes o menos a 180 días al año o de forma crónica mas de 15 días al mes por 3 meses y más de 180 días al año, así como asociada o no al dolor del musculo del cuello. 

Algunas de las causas son el estrés que proviene del entorno social: como exceso de trabajo, problemas personales, familiares o de pareja, biológicas como enfermedades crónicas o secuelas de accidentes, exposición a químicos, tabaco, alcohol, drogas, demasiado frio o excesivo calor ambiental.

Todo lo que necesitas para terminar con este dolor es un poco menos de preocupaciones, de estrés de dudas, de prisa, de rutina, ante la vida y los problemas cotidianos.

Lo mejor es meditar las cosas y hacer planes, ya que todos tenemos problemas, sin embargo, las personas ordenadas, tolerantes y organizadas encontraran una mejor solución. 

¿Cómo combatir el estrés?

Como tratamiento no farmacológico, es de vital importancia el manejo de estrés emocional, estableciendo un programa regular de ejercicios-relajación, dieta nutricional balanceada, tener buenos  hábitos de sueño, fisioterapia, conversar con un tu pareja o con alguien cercano a ti o profesional de la salud ;  es muy necesario regalarse tiempo, tomar la vida con más  calma y concentración; es bueno salir con los amigos pareja o familia entre semana, escucha música, se flexible con tus metas y objetivos el mundo no se acaba si dejas algunos deberes para mañana  y sobre todo  sonríe más.

Para un tratamiento farmacológico debes consultar con tu médico, él te puede ayudar con analgésicos, pero es muy importante consultar con un profesional de la salud.

¡No olvides! Cuídate del estrés mejor llegar tarde a este mundo que temprano al otro mundo.

Querido estrés: he decidido romper contigo, ya no hay quien te aguante voy a relajarme y disfrutar la vida.  (O)

                                                                                                 *María Fernanda Paredes L.

Deja un comentario