Camotillo, patrimonio alimentario

Interculturalidad
Los comerciantes ofrecen tinas con camotillos a intermediarios o dueños de restaurantes. (Foto El Heraldo)

 

El camotillo es uno de los pescados de mayor demanda en los restaurantes de las playas de Manta. El plato cuesta entre 10 y 15 dólares, dependiendo del tamaño y el lugar donde se lo adquiera.

El camotillo frito es plato de la tradición costeña muy apetecido debido a su carne blanca, suave y sabrosa. Se lo consume en el desayuno, almuerzo y cena. El alimento es considerado como excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales, además, posee altos contenidos de grasa Omega 3.

La página Web del Ministerio de Cultura y Patrimonio describe al plato como ancestral y criollo. “El camotillo es un pez nativo del Pacífico y las Costas ecuatorianas. La preparación de la fritura llega a América con los españoles”, agrega el escrito.

La dueña de un restaurante en la playa de Canoa Karla Valladares destaca que el camotillo frito es la carta de presentación en su local. Agrega que los precios varían de acuerdo al tamaño del pescado, “existen ocasiones que nos toca pagar 8 o 10 dólares por uno que tiene menos de dos libras. Se lo vende luego a 10, 12 o 15 dólares acompañado de ensalada patacones y arroz con menestra”.

En las playas de la zona rural, el camotillo es más económico, porque se lo compra sin intermediario, señala María Delgado, dueña de una cabaña en Canoa. Explica que en ocasiones comprar la tina del producto en Jaramijó o San Lorenzo cuesta 200 o 300 dólares, pero que desde el pasado terremoto no realiza la compra en gran cantidad, porque no llegan muchos turistas. (I)

 

 

Deja un comentario