Calendario histórico de Tungurahua / Pedro Reino

Columnistas, Opinión

Calendario histórico de Tungurahua /  Pedro Reino

3 de febrero de 1868.- Sale a remate, por disposición del gobierno las selvas orientales de la actual parroquia de Río Negro, cuya denominación original es Mapoto. Los mayores adjudicatarios  resultan ser: Pedro I. Lizarzaburu, Julio Velasco y  María T. Lizarzaburu, que toman para sí 600 cuadras  en $ 300. Pedro y Vidal Herdoiza, junto a Mariano cobo se adjudican 300 cuadras en $ 150, entre 1868 y 1869, y estaban debiendo $50 desde la fecha del último pago el 10 de agosto de 1872. Otros tres señores de apellido Vásconez: don Joaquín, don J. Joaquín y el Dr. Pablo Vásconez también se adjudican 300 cuadras en $ 300. La casilla de pagos aparece en blanco, cosa que pasa igual con la de don Lizardo Ruiz y José Páez  que aparecen como adjudicatarios de 200 cuadras que no tienen verificación de pagos. 

Un aspecto que debe ser tomado en cuenta en estas adjudicaciones es la relatividad de las extensiones. El Dr. J. Miguel Robalino, Emilio Terán y Rosalino Robalino, pillareños de injerencia, se adjudicaron 300 cuadras también en $ 150 en 1872. El Dr. Constantino Fernández junto a Felipe Cobo se adjudicaron 200 cuadras en $ 200 de los cuales solo habían pagado la mitad  en 1869 y estaban debiendo ya 26 años lo restante. Tres Albornoz: Pablo, Francisco y el Dr. Miguel se adjudicaron también 200 cuadras. Por su parte, Adolfo Callejas tomó 200 cuadras en 1872. don Juan León Mera, quien se adjudicó también 200 cuadras en $ 100 que los había pagado.

4 de febrero de 1797.- Fenómeno telúrico en el centro ecuatoriano con despertar de volcanes. Terremoto que destruyó  los poblados que fueron reubicados. En el imaginario popular se dice que con cada terremoto la tierra se limpia de tiranos. Mazorra apareció muerto flotando en el represamiento de las aguas del Patate.

En 6 de febrero de 1721.-  “Enterré el cuerpo muerto de Don Joan Pilamunga, hijo natural del don Pedro Pilamunga, cacique principal y gobernador de los indios tomabelas, y de doña Petrona Chata, y porque conste lo firmé Thomás Núñez”.

6 de febrero de 1770.-  Se firma en Quito sentencia  con pena de muerte en la horca, a los pelileños Manuel Pombosa; Bárbula Sunaylín y sus dos hijos  Felipe y Romualdo LLagua, rebeldes que lucharon contra la opresión española  por los abusos del obraje de San Ildefonso. Sus cuerpos descuartizados posteriormente fueron repartidos en las entradas de varios pueblos de Tungurahua. 

“Fallamos que debemos condenar y condenamos a la pena ordinaria de muerte a los dichos Manuel Pombosa, Felipe y Romualdo Llagua; y a Bárbula Sinaylín, y a la de doscientos azotes a los expresados Matheo Muchagalo, Carlos Quishpi, Luis Cujana, Diego Chagla, Domingo Toctaquisa, Pedro Caisaguano, Pedro Quillapa; Pedro, Hilario y Raymundo Curipallo; y Tomás Pimbo. Los cien azotes se les dará por las calles públicas de esta Noble y Siempre Leal Ciudad de San Francisco del Quito, acompañados de los que se han de llevar al suplicio de la muerte; y los otros ciento en el mismo Obraje a su usanza y estilo, y a vista y presencia de los mismos indios, a donde para este efecto serán llevados después de la ejecución del último suplicio en los cuatro nominados… (O)

Deja un comentario