Bordados con cultura y tradición

Interculturalidad
Las blusas completas con las hombreras bordean los 70 dólares. (Foto El Heraldo)

 

La habilidad es una de las características tradicionales de las mujeres indígenas, específicamente de la comunidad Cigüita Pucaucho de la parroquia Pasa. Ellas elaboran dibujos sobre una fina tela blanca que luego son bordados con hilos de colores.

“Estas son nuestras raíces”, dijo María Chicaiza de Cigüita Pucaucho del barrio Corazón de Jesús. Aprendió de su madre y desde muy pequeña empezó a crear sus bordados que luego los cocía en sus blusas.

Los pedidos son irregulares, pero todo el tiempo pasa bordando y creando nuevas formas. “Ninguna blusa que usan las mujeres indígenas son iguales”, expresó.

Luz Díaz de la comunidad Cigüita Pungoloma también elabora sus diseños. A todo lado que sale siempre se la encuentra bordando.

Indicó que los bordados se los realiza en las conocidas hombreras que luego son pegadas a la blusa. “El tejido es difícil y un diseño se lo termina en cinco meses aproximadamente. El hilo utilizado es el orlón que se lo adquiere en los bazares.

Una hombrera sin la blusa bordea los 35 dólares. Todo depende del tamaño y sobre todo de la calidad de la tela.

Los bordados se confeccionan en base a pedidos previos, pero las personas que requieran pueden localizar a las mujeres en las comunidades antes señaladas, ya que se dedican a este trabajo en sus domicilios.

La habilidad está plasmada en las hombreras, puños y pecheras, dijo María Chacaiza. (I)

 

Deja un comentario