Basta de dictaduras en América / Editorial

Editorial, Opinión

 

 

  América Latina debe ser el bastión   del sistema democrático, para que tengan vigencia plena la libertad, la institucionalidad  y el respeto irrestricto a los derechos naturales de todos los que forman parte de las naciones.

Para que los valores anotados sean realidad, los políticos  deben caracterizarse por ser honestos, capaces y tener conciencia, sobre los    conceptos, principios y prácticas de los valores éticos, democráticos y de los derechos humanos  de todos. Además, se requiere que quienes hacen política en forma directa y de todos los seguidores tengan la voluntad férrea para respetar la voluntad popular y la aspiración de los pueblos  a tener una vida decente, que cubra las necesidades de la naturaleza humana.

  Lamentablemente, algunos gobernantes de nuestro continente, con ambiciones desmedidas de poder  y con ansias de enriquecimiento ilícito para ellos, sus familias y cercanos al poder, buscan la manera de crear el ambiente propicio para impedir que los pueblos puedan conocer esas acciones anómalas y reclamar sus derechos.

  Surgen, entonces, las dictaduras implacables, que controlan todas las Funciones públicas, atropellan al pueblo,  desconocen sus derechos humanos, las libertades, les privan de alimentos, de medicamentos y de lo necesario para vivir con comodidad y holgura.  Por sobre aspiraciones mayoritarias de la población, está la voluntad omnímoda de los dictadores.

  Los gobiernos democráticos de América deben unirse para eliminar las dictaduras a base de presión social, política y económica, a fin de liberar a los pueblos de los abusos y atropellos. (O)

Deja un comentario