Así crecerá la economía de Ecuador

Editoriales, Opinión

Ec. Mg. Diego Proaño C.

Al inicio de cada año, los bancos central de los países, presentan las previsiones económicas que se espera sucedan durante todo ese ciclo, en nuestra nación el Banco Central del Ecuador (BCE), cumple aquella labor, en este contexto a decir del ex emisor la economía de Ecuador crecería hasta finales de año el 2%, esto significaría que la producción de bienes y servicios (made in Ecuador) de consumo final (alimentos preparados, ropa, electrodomésticos, autos, etc), comparado entre finales de 2017 y 2018, aumentaría en ese porcentaje, hasta llegar a un Producto Interno Bruto (PIB) de 104.021 millones de usd. El Fondo Monetario Internacional (FMI) es mucho más conservador en las previsiones de crecimiento de Ecuador, puesto que prevé sólo un aumento de 0,8%, cifra, que nos pondría a la saga de América Latina, porque sólo superaríamos a Venezuela que a decir del FMI decrecerá el 4,2%.

Asumiendo las previsiones de nuestro Banco Central, además de buena voluntad, empuje, decisiones y coraje de gobernantes, empresarios, familias ecuatorianas y sector externo, se requiere también que no se gaste más de los 34.853 millones de usd en el Presupuesto General del Estado, que la inflación anual (subida de precios) no supere el 1,38%, que el precio del petróleo de Ecuador (crudo Oriente y Napo) a nivel mundial, no baje a menos de 41,92 usd por barril en promedio, que el déficit fiscal, es decir los fondos que le faltan al gobierno para cubrir el presupuesto estatal, no sea mayor a 4.000 millones de usd y que no se continúe con incrementos intensivos de la deuda pública que ya supero el límite del 40% del PIB, que permite el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Publicas en su artículo 124.

A decir verdad y siendo muy optimistas, todos estos escenarios descritos, son una dura tarea propia y ajena para que suceda a la vez y efectivamente permita que nuestra economía crezca en 2%, empero en estos momentos lo más importante es que se creen las condiciones para que retorne la confianza a nacionales y extranjeros y se vuelva a creer en Ecuador e invertir en nuestro país, a crear nuevas plazas de trabajo, más producción nacional, menos pobreza, más bienestar. También se debe dejar de lado la política y al contrario, preocuparnos más por una buena salud de la economía, el empleo, los negocios, el emprendimiento, el apoyo, los consensos, en resumen el bienestar de todos en el país, así poco a poco volverá la prosperidad. (O)

 

Analista económico – Asesor empresarial

Deja un comentario