Amor sin amor… / Andrea Manjarrez Ocaña

Columnistas, Opinión


Acaso te has preguntado, que significa esta palabra fácil de decir pero difícil de sentir y saberlo brindar. Hoy en día escuchamos decir ¡te amo!, con facilidad, sin ver la magnitud de lo que decimos, el amor es el sentimiento más puro y noble, amar es un acto generoso, significa anhelar, y buscar  bienestar, pues no solo es tu compañía sino tu complemento. Pero puede ser de muchos colores y sabores, existen amores que matan y aquellos amores sosegados y dulces. Por ahí dicen “el amor duele”, con mucha razón ya que incluso puede transformarse, en algunas ocasiones, en el más egoísta de los sentimientos hacia el otro. Porque no es algo tan simple, necesita tolerancia, autosacrificio, amistad, entrega, un deseo de prodigar ternura  entre otros detalles que no dejan de constituir una clase especial de realización, y el ser correspondido es la recompensa que se le otorga. Existen clases de amor y diferentes formas de amar, es por eso que algunos les dura toda una vida, la historia de otros queda  en el camino, y no pueden faltar aquellos que viven un cuento de hadas, el príncipe azul y su princesa, que aunque parezca ser perfecto, no es así, ya que cada uno tiene un plan de vida en el que el otro quizá no está incluido, ese amor sin medidas pero sin ningún derecho, ni obligación, es algo así, como una amistad amorosa entre un hombre y una mujer, aquel que se vive a mil, solo planeando ese momento y no un futuro, disfrutar juntos cada instante mas no una vida, basado en el afecto, la confianza, respeto, lealtad y conocimiento íntimo mutuo, tal vez imposible, una completa confusión de sentimientos. ¿Esto es amor?, parece serlo pero lo más posible es que no, pues para mantenerlo necesita estabilidad presente y futura, entonces es como un Amor sin amor… (O)


Deja un comentario