Agua para enfrentar la Sequia / Editorial

Editorial, Opinión

La provincia de Tungurahua se encuentra en el período de sequía, que comenzó hace días y que se prolongará por cuatro o cinco meses, según el ciclo establecido durante muchos años, décadas y hasta centurias, aunque la naturaleza ha variado un tanto estas etapas conocidas y conservadas desde mucho antes.

En esta temporada de sequía, las fuentes para el suministro de agua potable para el servicio doméstico disminuyen sus caudales en forma notoria, que es motivo de preocupación para las instituciones que mantienen este indispensable recurso hídrico. Igualmente, los caudales de agua para el regadío de los campos sufren mermas significativas que, como es obvio, afectan a las actividades agropecuarias cuya producción de alimentos sufre afectaciones importantes.

Los dos grandes reservorios -Mulacorral y Chiquiurco- que almacenan más de seis millones de metros cúbicos de agua, proveniente de las lluvias caídas en las inmediaciones del Carihuairazo y del Chimborazo, ayudarán a enfrentar el estiaje que viene con fuerza. Esta es la importancia de los dos reservorios que sirven, en la actualidad, para paliar, la escasez del líquido indispensable para la vida humana, animal y de las varias plantaciones.

Esta realidad que vive nuestra Provincia todos los años, nos lleva a considerar la necesidad de construir nuevos reservorios que están planificados, uno de ellos con estudios definitivas; solamente falta conseguir el financiamiento.

El Gobierno central debe brindar todo su apoyo económico para impulsar la ejecución de estas importantes obras. Tanto se habla de volver los ojos al campo; ahí está la oportunidad propicia. (O)

Deja un comentario