Agresiones en calles / Editorial

Editorial

   Lastimosamente, la fiesta mayor de los ambateños, terminó con hechos lamentables en las calles. Como todos los años, durante el tradicional desfile mañanero como la Ronda Nocturnal, algunos ciudadanos tuvieron un carnaval exagerado, con el uso excesivo del espumante.

   A esto se suma, las agresiones y detenidos que hubo, luego de estos eventos. Difícilmente, se puede hablar de una fiesta sin violencia, ya que ciudadanos tanto locales como extranjeros, buscan tener un protagonismo negativo, alterando el orden público, siendo esto incontrolable, por parte de los miembros de la Policía Nacional.

  Ante el decomiso del espumante que, si bien es cierto, no se logra erradicarlo del todo, algunos vendedores se mostraron reacios a la hora de entregar estos productos a las autoridades de control, generando malos entendidos, yéndose de las palabras a los puños.

   Con la venida, por ejemplo, de embajadores de otros países a nuestra ciudad, qué aspecto como urbe estamos dando al mundo por actos negativos en calles que, ante el mal comportamiento de ciertos ciudadanos, la imagen de la fiesta se vio empañada por situaciones de violencia física, pese al gran esfuerzo de las autoridades municipales, por tener una celebración con eventos acorde a lo que se merece Ambato.    (O)

Deja un comentario