Hola 2019 / Hernán Guerrero

Columnistas, Opinión


Hoy iniciamos un nuevo año, con mucha incertidumbre. Será también un año electoral y las dos condiciones se relacionan, porque de los resultados electorales dependerán en mucho las respuestas. Y esos resultados dependen exclusivamente de nosotros. Somos los ciudadanos quienes debemos evaluar la realidad que vivimos y decidir si queremos mantenerla o si queremos buscar un cambio de rumbo.

Pero de algo sí podemos tener la certeza, el cambio, la salida de la crisis económica y moral en la que nos encontramos, no será posible sin nuestra participación responsable. Debemos terminar con la indiferencia, el país es de todos, lo que ocurra nos afecta a todos y todos debemos contribuir a encontrar mejores caminos. Tenemos un país naturalmente rico y empobrecido por desaciertos en su administración, en nuestras manos está elegir nuevos y mejores administradores y, por supuesto, trabajar con talento, perseverancia, responsabilidad y honestidad para que los deseos de felicidad para el año que se inicia se conviertan en realidad.

Que este nuevo año que Dios nos ha donado, nos haga olvidar el pasado que los juicios que los prejuicios, esto mucho daño nos ha hecho a los ecuatorianos  por más negativo que haya sido, búsquenos nuevas metas en donde todo lo que se logre sea en beneficio personal, familiar, comunitario, que encontremos la paz. Que nuestro interior mental, sentimental y espiritual nos lleve a encontrar una nueva personalidad en donde el brillo de nuestro ser y hacer ilumine a los que nos rodean y comencemos a reconstruir el Ecuador que merecemos y que siempre hemos deseado, con amistad, comunicación solidaridad, con respeto y la ayudad mutua, de extender la mano al desconocido, para buscar la alegría y la esperanza en común.

Al empezar un nuevo año con todo mi afecto y sinceridad a todos los lectores  de este prestigioso rotativo y de esta columna, que en este año cumplo de 20 años les deseo ¡FELIZ AÑO NUEVO!. (O)


Deja un comentario